Publicado el 1 comentario

La inteligencia emocional como herramienta de trabajo.

Las habilidades emocionales no sólo nos hacen más humanos, sino que en muchas ocasiones constituyen una condición de base para el despliegue de otras habilidades que suelen asociarse al intelecto, como la toma de decisiones racionales.

Los sentimientos juegan un papel fundamental en nuestra habilidad para tomar las decisiones que a diario debemos adoptar, sobre nuestra capacidad de reacción frente a frustraciones , cómo controlamos nuestros impulsos, y cómo gestionamos el ánimo frente a cualquier situación.

Fue Daniel Goleman, psicólogo y periodista estadounidense, quien en 1995 obtuvo fama mundial por la publicación de su libro Emotional IntelligenceEn este best-seller se hablaba por primera vez sobre la inteligencia emocional, diferenciándola de la inteligencia racional que todo el mundo conocía.

Goleman propuso la idea de que la gestión de las emociones podría ser más determinante para la obtención del éxito de una persona que su coeficiente intelectual.

Vamos hablar de las habilidades que como Organizadores Profesionales no debemos perder de vista a la hora de enfrentarnos a las distintas situaciones que nos requiere nuestro trabajo. La inteligencia emocional es una herramienta esencial en el desarrollo del trabajo de un organizador profesional.

Las habilidades de un organizador profesional.

Habilidad 1: autocontrol, el dominio de uno mismo

El autocontrol es la habilidad de dominar emociones, pensamientos, comportamientos

Pero, ¿qué beneficios tiene el autocontrol? El autocontrol aporta muchas ventajas, como por ejemplo:

  • Permite afrontar las situaciones difíciles con mayor eficiencia
  • Ayuda a mantener la calma
  • Ayuda a tener mayor claridad de pensamiento
  • Beneficia la relación con los demás
  • Permite controlar el estrés cuando te sientes bajo presión
  • Ayuda a tomar mejores decisiones.
  • Aumenta la capacidad de concentración

Habilidad 2. La empatía, ponerse en la piel de los demás

La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente  el otro individuo.

Recuerda que muchas veces detrás de un problema de desorden hay un cúmulo de emociones que podrían estar generando ese foco de desorden.

Ponernos en la piel de nuestro cliente es fundamental para entender lo que le pasa, lo que necesita y el resultado final que le gustaría ver.

Habilidad 3. Autoconciencia: Darnos cuenta o saber reconocer nuestras emociones y no dejarnos llevar por ellas. Fortaleza mental y asertividad

En definitiva, la inteligencia emocional nos ayuda a controlar mejor nuestros estados de ánimo, a mejorar nuestra relación con nosotros mismos y, por tanto, con los demás.

https://www.pinterest.es/slowdeco/

Cómo mejorar nuestra inteligencia emocional.

Conocerse a una misma: ser consciente de lo que cómo eres y cómo actúas te dará la llave para manejar y gestionar tus sentimientos y emociones.

No juzgues: cambia esta actitud por ponerte en el lugar de la otra persona y entenderla.

Mejora tus habilidades sociales: a través del entrenamiento de tus destrezas en las relaciones interpersonales como pueden ser la comunicación, confianza en ti misma, capacidad de escucha, asertividad, etc.

No olvides que las personas con una mayor capacidad de gestionar sus emociones tienen más oportunidades y más éxito en el ámbito profesional.

En la labor de un Organizador profesional la inteligencia emocional es una habilidad muy valiosa que debemos desarrollar para poder entender a cada uno de nuestros clientes y buscar la solución adecuada a cada circunstancia.

Estamos a tu disposición para cualquier pregunta o duda que tengas. Contacta con nosotras.

Estamos en Facebook e Instagram.

Comparte si te gustó.

1 comentario en “La inteligencia emocional como herramienta de trabajo.

  1. […] organizativos. A esto hay que incluir habilidades y capacidades tan valiosas como la empatía y la inteligencia emocional que nos permitirán acercarnos a nuestros clientes para entender qué necesitan para saber cómo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.