Publicado el Deja un comentario

El método de ordenar antes de morir

El método de ordenar antes de morir o Döstädning (dö, significa muerte y städning, limpieza en sueco) consiste en quedarnos con lo verdaderamente importante y deshacernos de todo lo innecesario hasta convertir nuestro hogar en un espacio más ligero y acogedor.

La idea del método de ordenar antes de morir procede de Margareta Magnusson, una señora sueca que al fallecer su marido se dio cuenta de lo doloroso que resulta ordenar y dar una finalidad a la cantidad de pertenencias que vamos acumulando en vida.

Aunque el término Döstädning, parece haberse acuñado recientemente, la práctica de esta filosofía lleva mucho tiempo haciéndose en Suecia ; ya que se trata de hacer una profunda limpieza de la casa para deshacernos de objetos con el fin de facilitarnos y despejar nuestra vida, que podemos realizar en cualquier etapa de la misma.

Ordenar antes de morir no es triste

Para Margareta Magnusson con el método de ordenar antes de morir lo que hacemos es un inventario de todas nuestras pertenencias y decidimos la mejor manera de desprendernos de todo aquello que ya no queremos. Ella dice que tan sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que hay cosas que llevan tanto tiempo con nosotras/os que ya no reparamos en ellas o le damos valor. Como bien dice: » Las personas tendemos más acumular cosas que a tirarlas o deshacernos de ella».

El objetivo de este método no es tanto ser más ordenadas/os, sino aprender a desprendernos de lo que nos sobra y no necesitamos, buscando ser más felices. En su libro nos cuenta que a la muerte todos tendremos que enfrentarnos tarde o temprano y considera que debemos ahorrar tiempo y dolor a los que se quedan cuando deben gestionar las pertenencias de la persona fallecida. Aceptar que llegará un momento en que no estaremos en este mundo no es sencillo para la mayoría de nosotras/os, aceptarlo tal y como es, no es fácil.

Entender el orden y la limpieza de la casa viéndolo desde la perspectiva de la aceptación es una manera de normalizar el hecho de que todos vamos a morir. Si lo planteamos como un ejercicio esencial en el que admitimos que la vida está en un continúo cambio, que lo que llegó un día, otro debe irse, nos traerá calma y tranquilidad.

Ni se te ocurra pensar que alguien va a querer o poder dedicar su tiempo a ordenar lo que tú no te molestaste en ordenar. No les dejes esa carga por mucho que te quieran.

Margareta Magnusson

Extraído de su libro El arte sueco de ordenar antes de morir.
thedesignchaser.com/

Hacer tu propio Döstädning

Con la experiencia de haberse mudado 17 veces de casa, de haber tenido 5 hijos y haber tenido que ayudar a su padre a seleccionar y buscar destino a las cosas de su madre al fallecer y, posteriormente, a las de su marido cuando éste también murió. Nos habla con total propiedad de qué cosas conservar y de qué cosas desechar tanto si te cambias de casa, de país o ves cercana la hora de abandonar este mundo.

Ella explica que en una casa en la que durante años hemos vivido, acaba llena de cosas y más cosas. Las tareas diarias de la casa, nuestras obligaciones, nuestro trabajo, la crianza de nuestros hijos nos hace estar tan ocupadas/os que la idea de reducir el número de cosas que tenemos no es algo que tengamos en mente. Hasta que llega un momento en que la situación se descontrola y mantener todo eso bajo control resulta cada vez más pesado. Entonces debemos plantearnos la idea de hacer nuestro propio Döstädning.

Cómo empezar con el Döstädning

Lo primero que nos dice la autora de El arte sueco de ordenar antes de morir es que despejar nuestro hogar de cosas nos llevará algo de tiempo. El  Döstädning o método de ordenar antes de morir nos aproxima a la idea de guardar sólo aquellas cosas que pensamos que les pueden gustar o ser de utilidad a nuestros seres queridos cuando ya no estemos. Una vez finalizada esta profunda limpieza nos acabamos quedando con aquellas cosas esenciales e imprescindibles para cada una/o.

Como antes contábamos El método döstädning puede practicarse en cualquier etapa de nuestra vida adulta. Una buena idea es hacer coincidir este tipo de limpiezas profundas con acontecimientos o cambios de situaciones de vida como una mudanza, la jubilación, la llegada de un bebé, un divorcio, etcétera. Ya que estos momentos se convierten en los más adecuados para liberarnos de cosas innecesarias y quedarnos con lo útil y necesario.

thedesignchaser.com

Ordena y clasifica

En palabras de la autora de este libro: Si echas una mirada a tu hogar es probable que veas un puñado de objetos que solo tienen una cosa en común: son tuyos. Prácticamente, todo lo que tenemos en casa se puede clasificar en diversas categorías. Algunas de esas categorías son más difíciles de gestionar a la hora de desprenderse de cosas. Escoge una categoría fácil que te vaya a ser fácil manejar. Una categoría fácil es una categoría amplia y con poco vínculo sentimental. Es muy importante que esta primera elección te resulte sencilla.

Con el libro El arte sueco de ordenar antes de morir, su autora quiere animarnos a emprender la tarea de ordenar antes de fallecer. Buscando el fin de que nos sintamos bien cuando pensemos en todas las horas que ahorraremos a nuestros seres queridos al no tener que dedicar un precioso tiempo al ocuparse de decidir sobre cosas que ya ni tú misma/o querías.

El döstädning es un método en el que de forma consciente te liberas de todo aquello que no te aporta, es una filosofía en la que reflexionas sobre lo efímero y piensas en lo que es esencial en tu vida.

Te invitamos a leer este interesante libro, en este enlace puedes encontrarlo en la versión tapa dura y en su versión ebook.

Comparte si te gustó.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *