Publicado el Deja un comentario

El Método de orden Streamline

El minimalismo lo asociamos a ambientes limpios de tonalidades neutras con grandes superficies vacías, pocos muebles y sin objetos que carezcan de funcionalidad. Esto aplicado a nuestra vida es el Streamline. Es un minimalismo vital que consiste en concentrarse en lo esencial y apartar lo superfluo, deshaciéndote de lo que te roba energía y no te deja avanzar.

Sigue leyendo El Método de orden Streamline
Publicado el Deja un comentario

La Regla de orden del 80/20

Esta regla es aplicable a todos los espacios de la casa, desde un cajón hasta un armario completo y consiste en organizar dejando al menos un 20% de espacio libre ocupando sólo el 80%. La pauta de orden del 80/20 se origina del llamado Principio de Pareto que describe un fenómeno estadístico que lleva el nombre de su creador.

Sigue leyendo La Regla de orden del 80/20
Publicado el Deja un comentario

El Método Dan-Sha-Ri

Su creadora es la japonesa Hideko Yamashita , autora del libro “Dan-sha-ri”. El nombre de este método proviene de las palabras japonesas “dan” (rechazar las cosas innecesarias) , “sha” (deshacerse de las cosas inútiles ) y “ri” (transformación en el momento en que uno percibe que ya no desea más cosas innecesarias en su entorno.)

Sigue leyendo El Método Dan-Sha-Ri
Publicado el Deja un comentario

La importancia del orden en un espacio de trabajo.

La impresión de una zona de trabajo limpia y en orden, habla en positivo de nosotros y de nuestra labor. Es algo que se traduce en una mayor satisfacción de los clientes y de los trabajadores. Proyectar una buena imagen a nuestros clientes es esencial, si el cliente percibe un ambiente desordenado puede llevarse una imagen negativa de la empresa, aunque seamos muy eficaces en nuestro trabajo.

Lugar De Trabajo, Equipo, Reunión De Negocios
Imagen de Free-Photos en Pixabay 

Las ventajas de un espacio laboral organizado.

Teniendo en cuenta que nos pasamos media vida trabajando fuera de casa puede ser una razón de peso para cuidar de nuestro espacio de trabajo. Un ambiente de trabajo en orden nos mejora las condiciones de trabajo. Por lo tanto el orden y la limpieza en el trabajo nos benefician en todos los sentidos.

Mejores condiciones de trabajo. Los ambientes ordenados y limpios, son más seguros y se reducen los riesgos de accidentes. La probabilidad de accidentes o contingencias varias se reducen cuando el stock y los productos están bien colocados, en los suelos no encontramos suciedad y los pasillos están despejados.

Mejora del uso del espacio.Si cada cosa está colocada en su lugar,según un sistema de organización concreto, los espacios parecen más amplios.A diferencia de cuando las cosas simplemente están puestas en un lugar. Un sitio de trabajo en orden y organizado con criterio es más confortable para trabajar. Los pasillos deben ser los adecuados para facilitar el tránsito de clientes y trabajadores. Teniendo en cuenta todo esto mejoremos los procesos en una empresa.

Un mejor ambiente de trabajo. Un lugar sucio y desordenado, disminuye la motivación, y genera confusión en el trabajador. Puede llevarnos al descuido y al poco profesionalismo. Es necesario buscar un método y unas costumbres que nos ayuden a mantener la zona organizada y en unas condiciones básicas de limpieza.

Cada cosa en su sitio.  Con las zonas de trabajo en orden, conseguimos una menor pérdida de tiempo al buscar los materiales para hacer nuestro trabajo diario, lo que nos hace ser más eficaces. 

El que cada cosa ocupe su lugar hará que el espacio parezca más espacioso y resulte más agradable trabajar en él. En cambio un lugar desordenado disminuye la motivación, la concentración y genera confusión en el trabajador. Porque vivir o trabajar en un espacio organizado, armonioso y equilibrado hace que seamos más eficientes.

De Papel, Negocio, Las Finanzas, Documento, Oficina
Imagen de mohamed Hassan en Pixabay 

El orden visual nos motiva a trabajadores y clientes.

La impresión de una zona de trabajo organizada, habla en positivo de nosotros y de nuestra labor. Igual que es importante la imagen personal porque dice mucho de nosotros sin abrir la boca. Nuestro espacio laboral también lo hace, habla de nosotros y de nuestro trabajo.

Un ambiente cuidado en todos los aspectos se traduce en una mayor satisfacción de los clientes y de los propios trabajadores. Ni que decir tiene que la forma en la que organizamos nuestro espacio de trabajo influye en nuestra productividad y creatividad. 

Pero, no siempre le damos la importancia necesaria a cuidar de la limpieza, del orden, de la colocación del mobiliario, que no haya elementos decorativos exagerados, ni desubicados, de la iluminación o de que el aire circule sin tropiezos. Eliminando todo aquello que no aporte al conjunto o haga ruido visual, es decir aquello que molesta o no aporta valor alguno.

El orden propio.

Quien más y quien menos ha padecido estrés en el trabajo, en concreto más de la mitad de los trabajadores. Partiendo de la base que muchas cosas que nos lo genera no dependen solo de uno mismo sino del conjunto de la organización. Hay que dejar de poner esfuerzo en esas cosas que no están en nuestra mano cambiar y dedicar ese tiempo y energía a lo que si podemos modificar.

Haciendo un trabajo de análisis individual sobre como evitar un entorno laboral adverso donde sus efectos negativos acaben por acarrearnos problemas.Hay muchas razones que pueden contribuir a sentirnos estresados en nuestro entorno laboral. La cantidad y la falta de claridad en las tareas por hacer y la falta de tiempo, la presión y exigencias para que seamos más eficaces.

Pero, también está la falta de orden físico y mental propio que acaba por afectarnos. Lo primero es ser conscientes de la situación y entender que el orden es la herramienta que te va a hacer posible disfrutar de una vida más simple.

Por ejemplo: Tener en nuestra cabeza un montón de ciclos abiertos por concluir no hace otra cosa que distraernos y consumirnos energía. Como esas tareas incompletas que en lugar de estar puestas en algún sistema (sea cual sea) están dando vueltas por tu mente.

En general solemos tener una acumulación de obligaciones y pensamientos cargando sobre nuestros hombros. Está en nosotros dejar de guardar toda esa información en el disco duro de nuestro cerebro y dejar de acordarnos de cosas que no merecen la pena o no es el momento de acordarse.

Un espacio de trabajo que no está bien organizado y adaptado a las necesidades del trabajador nos afecta emocionalmente, nos hace perder tiempo,esfuerzo e incluso dinero porque la mejora del espacio se traduce en productividad.

Sillas, Contemporánea, Muebles, Interior
Imagen de Pexels en Pixabay 

El servicio de un Organizador profesional.

Podemos realizar una organización total del espacio de trabajo, trabajos concretos como puedan ser crear y revisar el sistema de orden en los documentos ,mejorar la distribución del espacio definiendo una mejor ubicación de los muebles y de cada uno de los elementos que forman parte del ambiente. Buscando una mejor utilización de la zona, para facilitar el proceso del trabajo.

Entre nuestros trabajos podrían estar:

– La gestión del stock y el almacenaje de productos.
– El orden en facturas, en papeles y en contabilidad.
– La puesta en orden del material visible.
– El buen aprovechamiento del espacio en escritorios y espacios de trabajo.

Estamos a tu disposición para cualquier pregunta o duda que tengas. Contacta con nosotras.

Estamos en Facebook e Instagram.